Mal marketing en el sector del fitness

Las empresas y profesionales del fitness muchas veces desmerecen el poder y la importancia del marketing en este sector.

Si partimos de la base que la imagen física que tenemos es puro marketing (cientos/miles de negocios se han aprovechado del chico/chica guapetón, de musculatura definida, … para promocionar sus productos y servicios), ¿qué nos hace pensar que éste no será tan importante para nuestros centros deportivos?

Un error muy común en las grandes marcas y cadenas de gimnasios es el unificar todo. Desde el punto de vista de la gestión es mucho más práctica y sencilla, únicamente debes gestionar una cuenta de la red social de turno, una lista de emails, planificar un tipo de promociones, etcétera; pero desde el punto de vista del cliente final no tiene ningún sentido ni atractivo (que al final es de lo que trata el marketing, de atraer, no de vender).

El tipo de cliente que tiene cada gimnasio es distinto, se encuentra en lugares distintos, con poderes adquisitivos distintos, con objetivos distintos, … vamos, que si no tienen nada que ver unos con otros, ¿por qué pensamos que si les hablamos igual y les damos lo mismo vamos a conseguir seducirles y retenerlos?

Si cada instalación de la misma cadena es diferente, ¿no es lógico pensar que el cliente será diferente? Por tanto, ¿no es lógico pensar que el marketing debe ser diferente?

Hay una canción que lo define muy bien:

¿Y cómo es él?
¿En qué lugar se enamoró de ti?
¿De dónde es?
¿A qué dedica el tiempo libre?

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: