¿Motivación personal?

¿Realmente la motivación siempre y únicamente depende de uno mismo?

Pues no. La motivación es la suma de muchos aspectos, entre ellos el trabajo personal que haga cada uno (que influirá en la mayor parte).

Si pensamos que la motivación de nuestro equipo es tarea única de cada individuo, y pretendemos tener así un equipo con ganas de darlo todo, vamos por mal camino.

De vez en cuando hay que dar lo que yo llamo “el caramelo”. Este caramelo puede ser (más bien debe ser) diferente para cada miembro del equipo.

Como ya hemos comentado en otros posts, cada persona tiene sus propias motivaciones, y ese caramelo debe estar enfocado en satisfacer esas cosas que le hacen seguir adelante con más ímpetu.

Si el caramelo deja de existir, parte de su motivación desaparece. Y aquí el peso recae únicamente en su propia motivación, la que haya trabajado a lo largo del tiempo.

Pero ¡ojo!, que si el equipo además de eso, empieza a percibir pequeños toques de atención o actitudes que van en contra, la motivación personal empieza a decaer. Y decaerá hasta donde nosotros dejemos que decaiga.

Por tanto mi reflexión es: ¿la motivación personal es algo únicamente personal?

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: