¿Qué haces con tu vida?

¿A qué cosas das más importancia?

¿Para qué quieres lo que quieres (no por qué, sino para qué)?

¿Realmente crees que lo que crees es la verdad?

¿Tus sentimientos son causa de lo que te pasa? o de lo ¿qué crees que te pasa?

¿Tienes el control de lo que te pasa? o de ¿cómo interpretas lo que te pasa?

Hace poco más de dos años ni siquiera se me pasaba por la cabeza cuestiones semejantes.

Si bien es cierto que ya me gustaba el mundo del desarrollo personal, no había llegado ni a asomar la nariz por la rendija de la puerta. Ahora siento que la puerta está entreabierta, puesto que me queda mucho por aprender y mejorar, pero mi ser es otro por completo.

Las preguntas con las que abro el post son algunas que me hice hace un tiempo. Preguntas que si reflexionas de forma introspectiva y sincera, y las respondes te darán una visión de la vida completamente distinta.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: