Bandejas de entrada las justas

Una bandeja de entrada es el lugar o lugares por donde te entra información que puede convertirse en proyectos y tareas pendientes.

Ejemplos de bandejas de entrada pueden ser el email, la app de mensajería que estés usando, un simple blog de notas donde escribes aquello que se te pasa por la cabeza, o hasta el buzón de casa.

Por otro lado, tiempo leí una descripción de minimalismo que me encantó y que describe perfectamente lo que es:

El minimalismo es tener lo que necesitas y necesitar lo que tienes

Joan Boluda

Si mezclamos estos dos conceptos, nos encontramos que deberíamos tener tantas bandejas de entrada como sean necesarias, y necesitar las bandejas de entrada que tenemos.

Si analizas tu día a día, ¿por cuántos sitios te entra la información? ¿por cuántos sitios anotas tus ideas? ¿tienes controladas todas las bandejas de entrada que tienes para no perderte nada?

La mayoría de la gente, no. La mayoría reciben mensajes por varias apps de comunicación, reciben correos por varias cuentas de email que gestionan a través de distintas apps, tienen varias herramientas de organización si tener un método claro y definido de dónde va cada cosa, y así hasta el infinito.

Entonces, ¿seguro que no puedes simplificar el número de bandejas? ¿no crees necesario tener las bandejas de entrada necesarias, y necesitar las que tienes?

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: