Ser metódico, ¿virtud o defecto?

Si algo me caracteriza, y mi mujer puede dar fe de ello, es que soy una persona bastante metódica. Analizo mis comportamientos y movimientos al realizar las tareas (de casa, de trabajo, …) y una vez he encontrado la forma que, a mi entender, parece más efectiva y productiva, la interiorizo y la uso a modo de automatización.

Desde fuera puede parecer algún trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) o algo por el estilo, pero es únicamente la búsqueda de la efectividad, sin más.

Y ahí es dónde entra en juego la pregunta: ser metódico ¿es una virtud o un defecto?

Como virtud, es obvio. Una mejora de la productividad y efectividad, buscando siempre las formas de automatizar tareas y de invertir la energía necesaria mínima viable.

Como defecto, también obvio. Podemos caer en el error de querer automatizar lo in-automatizable, perder el rumbo del objetivo de hacer ciertas cosas, y dejarnos embaucar por la creencia de que somos eficaces y crear una serie de manías.

Pero hay un “pero”, si es algo analizado e implantado adrede ¿no crees que puede cambiarse en cualquier momento a través de otro análisis?

Entonces, ¿es una virtud o un defecto?

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: