Agradecer para crecer

Uno de mis hábitos diarios matutino, o al menos eso intento, es escribir en mi diario de agradecimientos.

El proceso es el siguiente:

  • Escribo tres cosas del día anterior por las que doy gracias. ¡Ojo! No valen cosas banales ni repetir siempre lo mismo, por ejemplo doy gracias por comer cada día. Si el día en concreto por razones varias se da esa situación, por supuesto que doy gracias por ello, pero no debe ser el recurso fácil. Además, hago un poco de explicación de las razones por las que doy gracias por aquello, así me sirve también como Diario Personal.
  • Escribo mínimo una cosa qué he hecho y que podría mejorar, ya sea mi actitud o comportamiento, hábitos, sentimientos, …

No es nada complicado, y cada día podría escribir muchas más de tres cosas por las que dar gracias, aunque no siempre fue tan fácil. En los inicios tenía que pensar mucho, evaluar todo mi día anterior y tomar consciencia, pero con el tiempo y la práctica la cosa se vuelve muy sencilla y aparecen decenas de cosas en tu vida que agradecer.

Del mismo modo, el anotar qué cosas podría haber hecho mejor, me ha permitido ser más consciente de mis comportamientos y acciones en el momento presente y reaccionar de forma distinta. Además, me he dado cuenta que ahora estoy mucho más presente en mi día a día buscando siempre las cosas que agradezco, con todo lo positivo que ello conlleva, ya que luego tendré que rendir cuentas con mi Diario de Agradecimientos.

Sin duda, es un hábito que te aconsejo poner en práctica y que tras unas pocas semanas empezarás a ver los resultados.

¿Agradeces todo lo que te pasa de forma consciente?

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: